Blog

27
Mar

Financiar proyectos transformadores basados en la cultura, la creatividad y la innovación, el ejemplo de Galicia

El jueves 14 de marzo, durante la primera jornada del 05 Think up Culture! Mallorca, Berta Mariño Lavía, consultora estratégica sobre innovación y procesos de organización establecida en Pontevedra, y Sergio Lago Varela, gestor cultural y coordinador de proyectos en BenCuriosa, nos hablaron de finaciación cultural y del caso concreto de Galicia.

Sergio Lago fue el primero en participar señalando las debilidades detactadas en este tema: localismo, relación clientelar, dependencia de los ciclos políticos, falta de innovación… El agotamiento de los modelos de financiación tradicionales, por ejemplo con la desaparición de las cajas de ahorro, puso sobre la mesa la cuestión de cómo diversificar y encontrar nuevas fuentes que permitan que los proyectos culturales seas sostenibles.

Lago ha explicado el contexto en el que nos encontramos en cuatro puntos:

  1. Las debilidades estructurales de un sector muy atomizado y carente de beneficios fiscales.
  2. El miedo a lo imprevisible (que surja lo improbable).
  3. El desconocimiento de la demanda.
  4. La exaltación de un emprendimiento carente de cimientos sólidos.

Dado este escenario, es necesario explorar nuevas vías, con una mirada puesta en lo social, la transdisciplinaridad y la cooperación de actores.

A continuación, Berta Mariño presentó el estudio de Benchmarking de fuentes culturales que han iniciado conjuntamente con Sergio bajo la premisa de crear un proceso de estudio de referencias u organizaciones referentes y métodos para captar recursos económicos. Berta hizo hincapié en la necesidad de PENSAR en una ESTRATEGIA ligada a los objetivos de nuestra organización para financiar ese tipo de proyectos que concebimos como “necesarios”, “imprescindibles”. Se debe tener en cuenta a la hora de crearla los siguientes puntos:

  1. Multidisciplinareidad, mezcla perspectivas y enfoques: cultural y/o social, y/o tecnológico.
  2. Innovación en el uso de nuevas herramientas, nuevas prácticas, de naturaleza experimental o conectados con nuevas tecnologías.
  3. Temáticas tradicionalmente menos explotadas, atención a la diversidad, periferia, heterodoxos, marginalidad cultural, bioeconomía, patrimonio inmaterial, etc.
  4. Conectar con la comunidad donde se van a desarrollar los mecanismos de participación activa.
  5. Con impacto social o en la búsqueda de un impacto real, impulsando cambios sociales y/o culturales.
  6. Cooperativos o que fomenten el trabajo en red, o impulsando el bien común.

El enfoque del estudio ha sido reunir fuentes de financiación que tienen el objetivo directo y fundamental de financiar cultura pero al hablar de proyectos horizontales y transversales tenemos que tener en cuenta en nuestra estrategia, otros topics como: juventud, tecnología, emprendimiento, género, etc…. El estudio cuenta actualmente con 115 referencias de diferentes características. 

  1. Convocatorias recurrentes públicas a nivel local, regional e internacional
  2. Financiaciación privada a través de diferentes herramientas: RSC, entidades sin ánimo de lucro, obra social, financiación colectiva
  3. Entidades de referencia como La Fábrica, Trànsit projects, Zona de Obras, Fundación Goteo, El Muro, Factoría de Arte y Desarrollo, C2+i, Centro Internacional de Cultura Contemporánea, Factoría Cultural, Fundación Daniel y Nina Carasso, Fundación Interarts


 

Leave a Reply