Blog

22
Nov

Think up Culture! Menorca, cierra su segunda edición con nueve proyectos mentorizados y la consolidación de un espacio para las industrias culturales y creativas en la isla

El potencial de los emprendedores locales de base creativa o cultural, la calidad de las iniciativas ya en marcha, las amplias posibilidades que tiene la isla para convertirse en plató cinematográfico y el desarrollo de una industria audiovisual sólida, fueron los hitos más importantes de los cuatro días de Think up Culture! Menorca.

En la primera jornada se analizó a Menorca como destino de turismo cultural: Soledad Gómez de Mediamusea nos presentó las nuevas posibilidades que nos otorgan la tecnología aplicada no solo en el patrimonio cultural sino como fórmula de éxito para poder contar historias,  sin olvidar que se trata de una herramienta útil para poder gestionar y divulgar contenidos culturales.

En el dueto planteado entre María José Quero experta en desarrollo de audiencias culturales y Doctora de la Universidad de Málaga y Antoni Nicolau reconocido gestor cultural y responsable de la página web Menorca Illa de Cultura, se debatieron diversas características del nuevo consumidor cultural, pasando a un rol más activo, el prosumidor: productor y consumidor a la vez. En esta sesión se enfatizó la importancia de la creación y el desarrollo de audiencias culturales específicas, basada en la investigación y el conocimiento de hábitos de consumo cultural y las tendencias globales.

El público asistente fue protagonista en la sesión Think up Culture! Light, en la que se plantearon diversos temas de debate centrados en encontrar el hilo conductor entre Cultura, Identidad y Turismo. Luego de más de dos horas de dinámicas participativas y gracias a la facilitación de la relatora gráfica Aina Sastre, se identificaron varias líneas de trabajo relacionadas con el desarrollo de estrategias de promoción de iniciativas y proyectos de base cultural y creativa que pueden contribuir a crear audiencias culturales dentro de la afluencia turística que recibe la isla, todo ello sin perder los valores que distinguen la identidad menorquina.

La mesa redonda ¿Menorca como destino cultural? Y los nuevos retos del turismo en Menorca reunió a tres importantes actores culturales: el director del Festival Pedra Viva, Joan Taltavull, Antoni Ferrer, director Insular de Cultura y Patrimonio y el director de la Revista Cultural El Iris, Bep Al·lès. Los tres coincidieron en que es necesaria una infraestructura cultural en Menorca además de establecer puentes y canales entre la cultura y el turismo que llega a la isla.  Se puso de manifiesto que la falta de redes y de conexión entre los propios actores locales dificulta la posibilidad de visibilizar los proyectos e iniciativas culturales relevantes. Es menester del sector público y privado, tanto cultural como turístico, cooperar en la creación de productos turísticos culturales en conjunción con otra oferta como puede ser la gastronómica o de turismo activo.

Cristina Farinha experta europea en financiación de las Industrias Culturales y Creativas, explicó el alcance y las características de los programas europeos de soporte a proyectos en colaboración, enfatizando algunos aspectos prácticos en la redacción y presentación de propuestas como lo son, la calidad y coherencia de las acciones y cronograma, la solvencia de los socios del proyecto y el alcance cualitativo y cuantitativo de la iniciativa

La segunda jornada, estuvo centrada en descubrir las relaciones entre el Cine y el Turismo.

Eugeni Osàcar, experto en Turismo Cinematográfico y Director de Investigación del Campus de Turismo del CETT, compartió con la audiencia algunas de las líneas de investigación que desarrolla desde años alrededor del Turismo Cinematográfico. Para comenzar expuso interesantes estadísticas: según el informe del Travelsat Tourism Competitive Index, 80 millones de turistas escogieron su destino para pasar las vacaciones del 2017 después de haberlo visto en una película o serie, lo que representa el 6,1% del total de turistas de ese año. Manifestó que “es menester hacer posibles los rodajes en un territorio, para crear un círculo virtuoso que culmine con la generación de oferta turística específica de turismo cinematográfico” Destinos como Barcelona, Benidorm, Sevilla y Roma entre otros han constatado que mediante políticas activas de promoción y facilitación de rodajes se pueden crear destinos y productos concretos.

La sesión sobre la Colaboración pública y privada para convertir la isla en un plató cinematográfico reunió a Natacha Mora, coordinadora de la Canary Islands FIlm, Isabel Andrés Portí productora local, Koldo Lasa Vicepresidente de la Spain Film Comission y Germán Traver de Palma Pictures, analizaron desde su experiencia las necesidades e impulsos que necesitaría Menorca para poder convertirse en un destino de rodajes mediante la creación de una oficina de promoción del territorio con este fin, que contribuyera a fortalecer la industria audiovisual local y como punto de partida para el desarrollo de productos turísticos relacionados al turismo cinematográfico.

En la última sesión se presentaron los proyectos mentorizados y acelerados en Think up Culture! Hub. Durante siete minutos cada uno, los emprendedores pusieron de manifiesto el potencial de las iniciativas de modo claro y entusiasta, lo que hizo más ardua la tarea del jurado. El ganador fue Carles Canitrot por el proyecto Little Data Stories centrado en potenciar el aprendizaje a través de la interacción entre el arte y las ciencias y la tecnología.

Think up Culture! Menorca ha sido posible gracias a el apoyo del Ministerio de Cultura, con el patrocinio de la Fundació de Foment del Turisme de Menorca, y gracias a la colaboración del Institut d´Estudis Baleàrics, Consell Insular de Menorca, Fundació Bit, Museu de Menorca, Fundación Balearia, Seth Hotels, Sa Sinia Art Hub y Menorca Illa de Cultura.

Leave a Reply